Impuestos, IVA e IBI

¡Compártelo con todo el mundo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Sabemos que muchos de nuestros lectores son jóvenes emprendedores y autónomos, que necesitan informarse sobre diversas temáticas relacionadas con sus profesiones o negocios, por eso en el siguiente artículo vamos a tratar un tema muy importante que nos incumbe a todos: los impuestos.

¿Cuándo tengo que pagar impuestos?, ¿qué impuestos tengo que pagar?, ¿qué es el IVA?, ¿y el IBI? Si no sabes responder a estas preguntas, te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

Definición de IVA

El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un tipo de impuesto aplicado sobre el consumo y la prestación de servicios; es decir es un recargo que nos cobra el Estado en función del valor atribuido a determinados productos, bienes o servicios.

Cualquier ciudadano que en su día a día compre un determinado producto (leche, cereales, arroz) o consuma un determinado servicio (acude a un fisioterapeuta privado, o a una peluquería) está haciendo frente al impuesto del IVA. Se puede decir por tanto, que el IVA es un impuesto indirecto, puesto que no lo cobra directamente el Estado, sino que lo cobra a través de un mediador (comerciante).

Estos mediadores, posteriormente tienen derecho a reembolsarse la parte del IVA que han pagado a otros intermediarios que ya les vendieron los productos en un primer momento, de manera que tienen entregar al fisco los justificantes de venta a los consumidores, y el total de las cuentas de la empresa.

Por lo general no existe un porcentaje de IVA concreto que se aplique a nivel internacional, cada país lo varía en función de sus gobiernos; así por ejemplo nos podemos encontrar con países en los que la tasa de IVA no supera el 10% (como es el caso de Japón, Suiza o Canadá) o países con tasas de IVA que si sitúan por encima del 20% (por ejemplo España, Italia o Hungría).

Definición de IBI

Por otro lado nos encontramos con el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), un impuesto directo de tipo local que nos obliga a pagar una determinada cantidad de dinero por ostentar la titularidad y derechos reales de un determinado bien inmueble, ya sea urbano, rústico o con características especiales. Es decir, es un impuesto que afecta a todas las personas que tengan uno o varios inmuebles bajo su propiedad, independientemente del tipo de sujeto que tenga su titularidad. Para resumir, el Estado nos grava una determinada cantidad de dinero por tener bajo nuestra propiedad un bien inmueble en su territorio.

Este tipo de impuesto se suele establecer a partir de la clasificación de bienes inmuebles que realiza el Catastro (organismo perteneciente a la Administración del Estado que recoge el origen de las titularidades de los bienes inmuebles y de los derechos establecidos sobre ellos), y la gestión del mismo suele estar compartida entre el Estado y los ayuntamientos o gobiernos locales.

El IBI por tanto, se basa en el cobro de una determinada cantidad de dinero por la posesión de determinados bienes (casas, edificios, solares), independientemente del tipo de inmueble que tengamos bajo nuestra propiedad.

Esperamos que con este artículo te haya quedado más claro qué es el IVA y qué es el IBI, dos tipos de impuestos a los que tendremos que hacer frente si montamos un negocio o empezamos nuestra vida laboral.

¡Compártelo con todo el mundo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *